Exploración lunar: probando Digitalee

Se dice que en México no leemos, bajo el respaldo inmisericorde de los estudios estadísticos anuales sobre lectura. Se dice también que la gente no lee por la distracción de contenidos digitales, que hacen difícil o anticuado recurrir a libros… y mucho más improbable visitar una biblioteca.

Ante estas circunstancias, la Dirección General de Bibliotecas lanzó el proyecto Digitalee, una plataforma de préstamo de ebooks en español. Por lo general, uso (y recomiendo) material impreso, pero me decidí a probar este servicio gratuito para ver si es de utilidad (o no) en contextos diferentes a los que acostumbro.

¿Qué necesito para usar Digitalee?

  • Ser de nacionalidad mexicana.
  • Dispositivo electrónico compatible con el DRM de Adobe (tablet, computadora, teléfono, lector de libros. electrónicos…).
  • No es obligatorio, pero sugiero descargar Adobe Digital Editions.
  • Para el uso en dispositivos móviles puede descargarse la app para iOs y Android.

¿Cómo me ha ido con Digitalee? Veamos.

El registro

El diseño del sitio es bastante sencillo, facilitando su uso. Para registrarse, es necesario seleccionar “Registro de usuarios” en el menú desplegable “Cómo funciona”. Creo que habría sido más simple dejar la opción de registro junto a la inicio de sesión, pero dejarlo en un menú no complica las cosas. Me resulta un poco chocante el uso de colores (el rojo se ve particularmente sanguinario desde mi computadora), pero son meras fruslerías mías.

 

DigitaleeRegistroUsuarios
En otra de mis chocanterías, creo que el diseño del logotipo pudo haber sido más original…

 

Antes de registrarte, el sitio pedirá que le permitas accedeer a tu ubicación y que te cerciores de usar información verídica para tu cuenta. Este aspecto no me preocupó mucho a sabiendas de que el gobierno mexicano tiene herramientas mucho más pulidas para espiar mi actividad digital… En fin, una vez que aceptas, pasas a una página donde solicitan tus datos personales. Debido a que el servicio es para la población mexicana, se pedirá CURP. En cuanto a la dirección, tuve dificultades severas para que fuera aceptada por la página (la marcaba incompleta), así que en lo que respecta a la DGB mi domicilio es en el Palacio Municipal de mi querida ciudad.

Me frustré un poco al querer completar todos los datos, porque jamás pude establecer una biblioteca local. Afortunadamente, ese es el único dato que puede quedarse en blanco (que no los engañe el asterisco rojo).

 

RegistroDigitalee.png
Siempre es conveniente revisar las políticas de datos personales, ¿eh?

Al completar los datos, se envía un correo electrónico de confirmación para activar la cuenta. Si se animan a registrarse, recomiendo mucho que se vayan directo a la bandeja de Spam, que es a donde llegó mi mensaje de forma automática.

Explorando el catálogotematicas.png

Una vez que ingresé al sitio con mi correo electrónico y contraseña, comprobé que las opciones para explorar el catálogo no habían variado. Es decir, puedes consultar cuáles los libros disponibles sin tener una cuenta, pero deberás registrarte para acceder a los contenidos. Decidí revisar las temáticas disponibles porque  — en la vida real como en la digital — me encanta navegar sin rumbo y pesar los libros que me encuentre.

El acervo es lo suficientemente amplio (4775 ebooks) en todas las categorías si consideramos que se trata de un servicio de reciente creación, aunque destacan las de Ciencias sociales (616) y Literatura (1599). A primera vista, parece que cada sección cuenta con libros de bastante interés, y no meras publicaciones “de relleno”. Aunque las categorías como Filosofía tengan contenido escaso (rondando los 200 títulos), sí hay material significativo. Calidad, no cantidad.

Para no divagar tanto, me enfocaré en la sección de literatura. Ésta es su vista predeterminada.

 

literatura.png
A primera vista, todo se ve bien. Tentador, tentador…

 

Como podrán advertir, hay títulos “en reserva”. Esto significa que están bajo préstamo y que deben solicitarse a modo de lista de espera. Una vez que los usuarios en cola lo hayan ocupado y liberado, podremos ocupar nuestro turno.

Si el título de su interés está prestado, podrá reservarlo para disfrutar de él cuando esté disponible. Se seguirá orden de petición para las reservas.

Es posible reservar hasta un máximo de dos títulos de forma simultánea. Se admitirán un máximo de cinco reservas por ejemplar.

Cuando el título que solicitó esté disponible y le corresponda por orden de petición, recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar el préstamo: para confirmarlo dispondrá de 24 horas. En caso de no hacerlo, la reserva pasará automáticamente al siguiente lector en espera.

Si al activarse la reserva se encuentra en préstamo el número máximo de títulos por lector, no recibirá mensaje de aviso y la reserva pasará automáticamente al siguiente usuario en espera.

 

tumblr_o5pda0phzs1rf9k3oo1_500
Sí, así me sentí.

Eso me desalentó un poco porque el tiempo de préstamo de un libro es hasta por 21 días y el límite de reservas tampoco ayuda al usuario neófito. Por ejemplo, encontré Quiero olvidar que existí, la biografía de Elena Garro recientemente publicada (qué bien), pero está bajo reserva (qué mal). Se puede hacer reserva (qué bien), pero sólo cuando no se ha excedido el límite de peticiones (qué mal). Y no hay forma de saber en qué momento se ha librado el libro de tantas reservas como para pedir nuestro turno, por lo que sólo queda asomarse de vez en vez para comprobar si ya se ha tenido suerte.

Sin embargo, no todo está perdido. Hay muchísimos libros disponibles y varios están a salvo – por ahora – del horrible sistema de reservas. Por ejemplo, me he encontrado con un autor que me muero por leer y del que no he tenido posibilidad de comprar nada:

 

busquedatanizaki
A-l-e-g-r-í-a y nada más, cuando vi que hay más de uno (y sin reserva)

Decidida a hacer la prueba, elegí un título para conocer más sobre mis opciones de descarga. Me dio mucha satisfacción ver que puedes leer una muestra antes de solicitar el ejemplar, puesto que una devolución anticipada puede realizarse bajo condiciones muy específicas. Hay tres opciones para acceder al material una vez que se ha solicitado:

  • Mediante el lector online de Digitalee.
  • Mediante la descarga de un archivo Adobe DRM que permitirá acceder al material, pero no copiarlo de forma ilegal.
  • Mediante apps, que sincronizarán tu contenido solicitado directamente y sin descarga adicional.

Una vez que se solicita, estas opciones se despliegan de la siguiente manera en el sitio web:

prestmo

No soy aficionada a leer en el monitor, pero quería comprobar las características del lector online, así que me fui directamente a esa opción. Es un lector bastante sencillo, que me recordó mucho a Issuu. Las opciones para configurar la apariencia del texto se encuentran en la parte superior derecha, pero mi libro no tenía posibilidades de modificación.

 

libroonline
Me salvó el zoom del navegador

La experiencia con la app

Al no haber más que resolver por el momento, me fui a la versión movil. Descargué la app directamente de Play store y, una vez ingresados mis datos, comprobé que la sincronización es automática. Tanizaki ya estaba esperándome y la descarga fue rápida. Abrí el libro y…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me resultó sencillo el uso del lector. Permite hacer selección, marcadores y notas. También es posible configurar el tipo de fuente, tamaño, brillo de pantalla, bloqueo de orientación y modos de lectura (día, noche y sepia). En esta versión del libro no tuve problemas para aplicar estas configuraciones. Otros ajustes incluyen el interlineado, márgenes, alineación, transiciones y la información a mostrar: título, porcentaje y páginas para finalizar el capítulo en el que nos encontremos.

Mi dificultad fue con los gestos de la pantalla, pues no permite deslizar con el dedo y solamente se puede cambiar de página con un toque a la izquierda o a la derecha. Acostumbrada como estoy a Moon+, fue difícil al principio incorporarme a este sistema.

Una vez que regresé a la pantalla principal por primera vez, sufrí un poco porque no se guardó mi avance. Descubrí entonces que debo poner un marcador forzosamente si quiero que el lector me devuelva a donde me quedé. Quizás usar otros lectores de ebooks me generó malos hábitos, pero no suelo usar marcadores porque Moon+ me deja justo donde estaba. Y en el caso de los libros impresos no necesito separadores porque suelo memorizar cómo se ve la página (y sentir el grosor de las páginas ya leídas) para orientarme.

Por cierto, la app para Android sólo permite acceder a los libros que ya solicitaste. Si quieres explorar el catálogo o buscar un título, la app te redirige al sitio web mediante el navegador de tu dispositivo.

El veredicto de la exploración

Digitalee es una iniciativa muy interesante para descubrir y acceder a material de varias categorías. Sus puntos fuertes son que incorporan libros de publicación reciente, diversifican autores y se mantienen como un servicio gratuito que tiene relativamente pocos requisitos para su uso. Sin embargo, el sistema de reserva, el aire burocrático de sus políticas de préstamo y algunas imprecisiones técnicas opacan el brillo de este servicio.

En cuanot a la integración con sus apps, es bastante satisfactorio que la sincronización sea automática y que el lector cumpla con su función en los aspectos básicos. Sin embargo, el uso de las apps se queda en segundo plano si quieres utilizarlas en sincronía con tu lectura en web: tendrás que usar Adobe Digital Editions si quieres sincronización del avance de las lecturas. La imposibilidad de pedir material directamente de la app es una pequeña desventaja también.

Mi veredicto tras la exploración es que vale la pena registrarse si quieres acceder a una gran variedad de libros electrónicos de forma legal y gratuita. Sin embargo, debes tener presente que – si eres un lector viciado y empedernido como yo – los tiempos de espera y los inconvenientes técnicos podrían hacer que Digitalee se quede corto para tus expectativas.


Si te gustaría que diéramos el salto hacia otra exploración de algún sitio o servicio relacionado con la lectura, ¡anímate a sugerirlo!

 

 

 

Anuncios

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s