Elena Garro – La semana de colores

Las semanas no se sucedían en el orden que creía su padre. Podían suceder tres domingos juntos o cuatro lunes seguidos. Podía suceder también lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo; pero era una casualidad. ¡Una verdadera casualidad! Era mucho más probable que del lunes saltáramos bruscamente al viernes y del viernes regresáramos al martes.

Ha llegado el momento de añadir un punto al mapa del Reto con una de las grandes figuras literarias de México. Elena Garro es, a cien años de su nacimiento, una escritora que merece leerse… aunque los ejemplares en librerías hayan escaseado bastante hasta hace unos meses. La semana de colores es una forma magnífica de presentar su obra y de asombrarse ante la fluidez con la que se diluye la realidad dentro de sus páginas.

La edición consta de trece cuentos en los que se cuela una lucidez que no congenia con los parámetros de la realidad, sumergiendo a los personajes en un sueño del que parecen no regresar. Tras la lectura, he encontrado más que justificados los intentos del gremio literario y periodístico por etiquetar a Garro como parte del realismo mágico. No obstante, ella rechazó tal denominación por considerarla un producto mercantilista y, si hemos de equiparar el “realismo mágico” de Garro con el de Gabriel García Márquez, es natural que encontremos diferencias que, a mi parecer, juegan a favor de la escritora mexicana.

Lejos de ser una experta en letras – pues esa es mi alma gemela – me parece que una diferencia importante entre los cuentos de estos autores es el manejo de los personajes. Cuando he leído a García Márquez veo a sus personajes completos, pero manejados como los elementos que “hacen” lo indispensable para la trama pero que sin ella carecen de una identidad definida o de interés. Pensemos en Cien años de soledad: Remedios la Bella lo es porque su belleza es inalcanzable al punto de ser mortal; José Arcadio Buendía es el patriarca de toda una familia mítica cuyo final no puede desmerecer, quedando amarrado al árbol; Mauricio Babilonia es de interés justamente por las mariposas; etcétera. En ese libro, solamente sentí a un personaje como alguien que podría sostenerse sin el realismo mágico de su historia: Amaranta Buendía.

En el caso de Elena Garro, sus personajes son seres completamente ordinarios, con biografías ordinarias, en contextos ordinarios. Y, en medio de su cotidianidad, sucede algo  que desdibuja la realidad y que, en muchos casos, no es comprendido plenamente ni por el personaje ni por el lector. Pero el personaje se mantiene, con o sin el componente mágico, pues la autora parece tener como objetivo presentar el telón de fondo para auténticas reflexiones metafísicas sobre la vida.

wocwbimage

Cada uno de los cuentos que contiene el libro es una ventana magnífica a un mundo que se desdobla con una profundidad que podría no apreciarse a primera vista. El día que fuimos perros, por ejemplo, es un ejercicio de desdoblamiento contundente en el que los personajes nos enfrentan con la pérdida de la inocencia, la separación entre los animales y lo que llamamos humanidad, así como la conexión obligada – pero no sentida – hacia la religión. No obstante, el cuento que da el nombre al libro me parece uno de los mejor logrados al congeniar la contraposición entre el orden y el caos, la búsqueda de paz a costa de la violencia, los vicios que compensamos mediante virtudes equivocadas y, naturalmente, la marginación femenina.


Invito a ver la biografía de Elena Garro en la Enciclopedia de la Literatura en México. Si quieren escucharme balbuceando algunas imprecisiones sobre este libro y su autora, pueden clickarle al video que dejo a continuación. Reitero mi carácter de lectora, mas no literata. Si les gustaría escuchar mi nada dulce voz de nuevo, invito a que me lo hagan saber… El video surgió como iniciativa externa y no estoy completamente segura de que sea buena idea.


Elena Garro
La semana de colores (2a ed)
México: Porrúa
260 pp.

 

Anuncios

Un comentario

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s