Tomás Segovia – Anagnórisis

Te has interpuesto para darme el paso
Sólo te has hecho peso para clavar un eje
Sólo te has hecho muro para abrirme una puerta
No has cerrado lo abierto eres su entrada
Sólo me envuelves para que florezca
Sólo me aislas para que navegue
Me abrigas para ir a la intemperie
Preparas mi alimento que quemará el trabajo
Sólo porque me quieres no soy tan sólo un sueño
Te apoderas de mí para que te pertenezca
Te das a mí para que no saquee
Entro en tu carne sin salir de nada
Empapado de ti me irrigas no me fundes
Sólo copiada en tus ojos se lee mi vida


Febrero es el mes de la cursilería por excelencia. Corazones, tarjetitas, peluches, sorpresas materiales y sorpresas que llegarán como una bendición nueve meses más tarde… Pero este periodo también es el escenario en el que muchos de los propósitos de año nuevo comienzan a desgastarse y ser arrastrados por la pereza y el olvido. Muchos convulsionamos por el corazón al tiempo que nos estancamos en el marasmo de la comodidad. Así, decidí avanzar cuesta arriba con mis lecturas y ocupar a febrero para comentar sobre poemarios.

Leer poemas es sumamente difícil para mí, un ente acostumbrado a guiones y narrativa. Un amigo (Mundo) comentaba – con mucha razón – que la poesía es algo a lo que recurres cuando lo necesitas, por lo que en esta ocasión mis referencias son de lo que estoy leyendo, más que de una lectura concluida. No voy a forzarme a concluir la lectura cuando no lo sienta necesario. También procuré elegir libros que – probablemente, aún no lo sé – pueden representar la evolución de un ciclo amoroso. Por eso, con Anagnórisis  nos adentraremos, si todo sale bien, con la búsqueda y el reconocimiento.

Este libro es una herencia indirecta de un gran lector dentro de mi familia y ha pasado varios años acumulando polvo, esperando a que estuviera lista para acercarme. Lo intenté en ocasiones contadas a lo largo de la infancia y adolescencia, pero no me sentí plenamente a gusto con el libro y lo abandoné en cada vez. Sin embargo, parece que el eclipse que no puedo ver ha conjugado con los astros para acercarme a Segovia nuevamente.

Lo primero que ha capturado poderosamente mi atención es la estructura del libro. Parece una suerte de poema extenso interrumpido por cancioneros que, en caso de preferir omitirlos, pueden saltarse mediante la flecha que indica la página donde continua el poema interrumpido. Luego del preludio con canciones sigue un pequeño interludio para ceder el lugar a las señales. Pese a estar separado en tres actos principales, el libro sigue pareciendo un laberinto.

Los temas que he visto hasta el momento van en relación a la memoria, a la definición de una identidad y a una búsqueda del amor a través de sí mismo y los demás. Las referencias mitológicas también están a la orden del día, por lo que recomiendo tener presente el panteón griego cuando se vaya a proceder con este poemario. Las metáforas en relación al agua y a la niebla son frecuentes:

sosiégate memoria
atrévete a mirar ya pasó todo
o nada ha sucedido o era un sueño
o duerme todo aún entre la niebla
[…]
afectuosa niebla
niebla de paz que pone en tregua
al fanático azul
no es esto lo que busco pero es bueno
escondo en este seno protegido
todo lo que en la luz me abrasaría
lo vivo otra vez todo yo nonato
aún no he nacido la vida no me mata

El amor (de los amantes) toma más fuerza en el interludio idílico, aunque ya aparece en otras ocasiones con referencias que he de confirmar si son edípicas. Rescato este fragmento que me ha gustado por su musicalidad.

los amantes se miran en los ojos
un punto antes de que el amor los vea
y así lo recomienzan siempre
se aman antes de amarse
un instante se miran sin su fulgente túnica
se ven por el reverso de la belleza
se hallan atareados frágiles mortales
mas guardar el amor es su tarea

Seguiré revisando Anagnórisis, con la esperanza de comprender un poco mejor al autor. Si llegan a ver su nombre en las librerías recomiendo que se animen a comprar un ejemplar, porque no es muy común en los estantes. Si quieren conocer a Segovia mediante su Anagnórisis, las leyendas dicen que se le encuentra por aquí.


 

sans2btitre1

Tomás Segovia nació en Valencia, España, el 21 de mayo de 1927; murió en la Ciudad de México, el 7 de noviembre de 2011. Poeta, ensayista y narrador. Radicó en México desde 1940. Estudió filosofía y letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y lengua francesa en el Institut Français d’ Amérique Latine (México). Certificat d’ Aptitude à l’ Enseignement de la Langue Française (La Sorbona).

Ha sido editor de la Dirección General de Publicaciones de la UNAM; secretario de la colección de clásicos universales; organizador y director de La Casa del Lago; profesor de El Colegio de México, donde creó el Centro de Enseñanza e Investigación de la Traducción; director de la Revista Mexicana de Literatura; jefe de redacción de Plural. Traductor de Giuseppe Ungaretti, André Breton, Alain Borer, Cesare Pavese, Victor Hugo, L. Febre, Roman Jacobson, Paul Vignaux, Mircea Eliade, Rainer María Rilke, Jacques Lacan, Frances Yates, William Shakespeare, Gérard de Nerval y muchos otros.

Fue colaborador de varias revistas y becario de numerosas instituciones, entre las que se necuentran El Colegio de México, el CME y la Fundación Guggenheim. Premio Xavier Villaurrutia 1973 por Terceto. Premio Magda Donato 1974 por Trizadero. Premio Alfonso X de Traducción Literaria 1982 por Alalía, de Jean Racine. Premio Alfonso X de Traducción Literaria 1984 por Poesías completas, de Gérard de Nerval. Premio Juan Rulfo 2005 por su trayectoria. Premio de Poesía Federico García Lorca 2008 por su aportación a la literatura.


Tomás Segovia
Anagnórisis (1987)
México: Premia editora
Libros del bicho

Anuncios

Un comentario

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s