Sobre la trivialización de las “bendiciones”

En los últimos años, las redes sociales se han convertido en un vertedero sin fondo de una multitud de contenidos. Desde los memes y chistes fáciles hasta el contenido académico y sesudo, pasando por recetas de cocina, tips, DIY, consejos, fotos familiares, selfies, películas, música, más selfies, compraventa, ofertas de empleo, scam, votos de amor, selfies con selfie stick, desinformación, noticias, opiniones diversas, peleas entre gente que no se verá las caras, notas suicidas, confesiones, boletines… ¿ya mencioné las selfies?

Esto viene a colación porque es en “lugares” como Facebook y Whatsapp donde he visto con mayor frecuencia la peculiar tendencia del comodín de las bendiciones, ese comentario multipropósito que salva del apuro a más de uno. ¿Apenas te reencontraste con una amistad del pasado? “Bendiciones”. ¿Mandaste una felicitación de cumpleaños? “Bendiciones”. ¿Vas a reenviar una de esas sosas y cursis cadenas a tus contactos, pero quieres agregarle algo original? “Bendiciones”. ¿Quieres cerrar una discusión luego de haber vertido toda tu ira, pero sin parecer que cediste a la violencia? “Bendiciones”. ¿Te tomaste una selfie y quieres añadir algo que demuestre tu espiritualidad? “Bendiciones”. ¿Bendiciones? “Bendiciones”.

Por momentos he sentido que la mitad de mis contactos se ha integrado a una orden religiosa y de ahí su devoción por repartir bendiciones con o sin imagen de Piolín incluida. Así, para encontrarle un poquito de sentido, me decidí a darle una revisión escueta a Sentido teológico y pastoral de las bendiciones, donde me topé con cuestiones muy intersantes. Debido a que la gran mayoría de mis bendiciones provienen de gente dentro del espectro cristiano, me enfocaré en ese sector.

El primer punto que capturó mi intención fue la diferenciación entre bendiciones, distinguiendo así aquellas que sólo pueden celebrarse por los ministros de una Iglesia (asuntos de sacramentos, principalmente). No obstante, aquellas bendiciones que no están sujetas a ese rigor pueden emitirse por cualquier miembro de la congregación religiosa bajo la premisa de que todos podemos ser intermediarios de Dios y portadores de su mensaje.

“Entonces – pensé para mis adentros – ¡ya puedo usar el comodín de las bendiciones como me venga en gana! ¡A desempolvar las imágenes de Piolín!”

No.

Una bendición es – más allá de un deseo de buena voluntad – el reconocimiento a la Creación y a que los planes de Dios se cumplen gracias a las acciones del día a día. Bendecir implica la expresión de una fe e incluso de un diálogo con la divinidad en cuestión. Bendecir también podría ser la valoración de que la voluntad de Dios no solamente se expresa en términos incorpóreos…

Por otra parte, en portales católicos se maneja que al bendecir no solamente estamos actuando a favor de los demás, sino que también estamos atrayendo el favor de Dios hacia nosotros: “porque al bendecirte de todo corazón, me bendigo a mí mismo”. Esto ciertamente me genera conflictos, porque se corre el riesgo de perder de vista que el beneficio personal que pueda o no obtenerse de una bendición no es el objetivo. Ahora bien, en ese sitio cierran diciendo – por lo menos – que las bendiciones no sean sólo palabras, sino acciones. No podría estar más de acuerdo. A final de cuentas la bendición no puede serlo sin la manifestación clara de una buena voluntad que – probablemente – se quede en el vacío sin acciones que la acompañen.


Invito a mis lectores voluntarios y accidentales a revisar en qué contextos escuchan “bendiciones”. En mi caso, se resumen casi perfectamente en los escenarios planteados anteriormente. ¿Será que esas bendiciones lo son de verdad, o se quedan como palabras huecas e intoxicadas de la trivialidad irremediable que lo está contagiando todo?

Bendiciones.

Anuncios

2 comentarios

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s