¿Tú propósito de año nuevo es leer más?

Ah, enero. Ese periodo en el que quienes siguen de vacaciones aprovechan sus últimos días, mientras que muchos más le plantan cara a los propósitos que se hicieron en la medianoche del 31 de diciembre… o antes. Quizás en el 31 de diciembre del año antepasado, o del anterior a ese. Ir a un gimnasio, conocer lugares nuevos u obtener un ascenso son metas comunes que las personas se proponen. Naturalmente, no faltará quien diga “quiero leer más”. Si alguien me menciona ese objetivo en una conversación, no puedo evitar pensar en que no llegará a ninguna parte con semejante meta, pues ¿qué es “leer más”?

El término en sí mismo es problemático porque puede guardar un sinfín de objetivos: ¿quieres leer más libros que el año anterior? ¿quieres leer libros más gruesos? ¿quieres leer a más autores? ¿o será que quieras leer más rápido? En la primera entrada de este blog había comentado con más detalle lo que pensaba respecto a metas cuantitativas de la lectura… y lo que me había cargado por intentar apegarme a una meta cuantificable y neurótica.  Por eso, decidí compartir mis impresiones y experiencias con este tipo de propósitos de temporada, así como algunas recomendaciones para “leer más” y no morir en el intento.

Define qué es lo que quieres… y si realmente lo quieres

Como mencionaba antes, “leer más” es una cuestión un poco inútil porque es muy vaga. Las metas que solemos cumplir son las específicas, las que podemos evaluar (de forma cuantitativa o cualitativa, es cuestión de preferencias). No obstante, si una persona forma su plan en función de algo que no le interesa, la meta quedará en el retrete desde el primer mes. Conforme avances en tu propósito, el querer alcanzar tu objetivo podría ser de importancia crucial, como veremos más adelante.

Tomemos un ejemplo completamente ficticio. Digamos que Eduardo Pancracio es un adolescente que está descubriendo el placer de la lectura y se propone leer 20 libros, el doble del año anterior. Si a él le complace su objetivo y disfruta de él, seguro que avanzará hacia su propósito. Pero eso no es suficiente, porque necesita…

…Detalles, detalles, detalles

Todos los que sean necesarios. Lalo Pancracio puede tener un objetivo, pero de él todavía salen muchas dudas: ¿hacer una lista de libros, o improvisar conforme avance el tiempo? ¿Decantarse por un tema o buscar diversidad? ¿Leer antes de dormir, o camino a la escuela? Dar una pauta para estas cuestiones permitirá que el objetivo sea claro y tengamos definidos los parámetros en los que queremos cumplirlo.

Mi experiencia me ha dicho que mientras más detalles establezca, más fácil es cumplir una meta. Sin embargo, otras personas pueden agobiarse con tantos pormenores y planeación. Encuentra tu punto de equilibrio y síguelo. ¿Y luego qué?

Haz un seguimiento de tu progreso

Supongamos que Lalo Pancracio define que quiere leer 20 bestsellers en un año. Si su plan es leer uno cada dos semanas, puede corroborar cada mes si va cumpliendo su propósito. O cada dos meses. O cada dos semanas, para mantenerse apegado a su meta. En caso de no haber seguimiento, el pobre Lalo Pancho – sé que no es el hipocorístico adecuado –  podría terminar leyendo sus 20 libros en los últimos días de diciembre, apurado para cumplir consigo mismo antes de que se termine el año. No sería una experiencia tan satisfactoria si concluye de una manera tan forzada…

No hagas dictaduras sobre ti mismo. Si haces seguimiento de tu avance y ves que vas bien, ¡recompénsate! Si tu propósito no va tan bien como quisieras, evalúa qué fue lo que te hizo falta y si es preciso, modifica tu plan. No somos las mismas personas de ayer y no seremos las mismas para mañana, por lo que quizás requieras modificar tu meta. Depende de ti.

Lo más importante

No hagas propósitos. Decídete a definir acciones concretas para cumplirlos. Así podrás comprobar si son tangibles y emprender el viaje hacia su realización. ¡Mis porras virtuales, desde aquí!


Por cierto, ¿adivinan a qué autor se le atribuye la frase destacada en la imagen? Si es así, déjenlo en los comentarios 😀

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Pues este es mi segundo año con una “meta” de libros a leer en ese mismo periodo. Afortunadamente, como bien dices, hay una lista de libros que me esperan, así que no voy tan a ciegas. Creo que cuando hablamos de lectura hay que hacerlo por el goce y no solo por cumplir, pues eso no sería nada placentero. Saludos y feliz año para ti.

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s