Alice Munro – Odio, amistad, amor, noviazgo, matrimonio

¡Saludos, lectores! Espero que las fiestas relativas al fin de año hayan sido provechosas y muy divertidas para ustedes. Como el 2016 ya empezó y la luna no va a esperar a que terminen los festejos, ha llegado la primera recomendación del año. Un poco de aire productivo de vez en cuando no cae nada mal.

En esta ocasión, toca revisar uno de los libros que había recomendado en el especial navideño de La Perorata y que se incluyó en ese listado porque me gustó la forma tan humana en la que se desarrollan los personajes. Si bien no es uno de mis libros preferidos, sí creo que muchas otras personas lo encontrarán valioso. Se trata de Odio, amistad, amor, noviazgo, matrimonio, de Alice Munro.

Nacida en Canadá en 1931, Alice Munro asistió a la Universidad de Western Ontario. Su primera colección de cuentos fue publicada como Danza de las sombras felices. En 2009, Munro ganó el Premio Internacional Man Booker. Ese mismo año, publicó la colección de cuentos Demasiada felicidad. En 2013, a los 82 años, Munro fue galardonada con el Premio Nobel 2013 de Literatura.

Conocida principalmente por sus cuentos sobre la vida en Ontario, Munro ha publicado varias colecciones en las últimas décadas, incluyendo ¿Quién te crees que eres? (1978); Las Lunas de Júpiter (1982); y Odio, amistad, amor, noviazgo, matrimonio (2001).

En 2009, Munro ganó el Premio Man Booker International, en honor a trayectoria. Ese mismo año, publicó la colección de cuentos Demasiada felicidad. Anunció su retiro de la escritura en 2013, año en el que recibe el Nobel de Literatura.


El libro que nos ocupa hoy es un compendio de nueve cuentos en los que encontraremos como fondo la naturaleza de las relaciones humanas. ¿Cómo surgen? ¿Cómo progresan? ¿Son motivo de la casualidad o del destino? Estas y otras preguntas similares podrían encontrar una respuesta en la narración pausada y cordial que Munro propone.

Los relatos mantienen un ritmo que no es apto para personas impacientes, pues además se centran en personas cotidianas que se desenvuelven en un entorno cotidiano y familiar, que a primera vista no causarán sobresaltos para los amantes de la acción. Al leerlo tuve la impresión de estar viendo el álbum fotográfico de alguna familia que documentó sus vacaciones de hace décadas.

Michael Ende menciona en La Historia Interminable que a su protagonista “no le gustaban los libros en que, con malhumor y de forma avinagrada, se contaban acontecimientos totalmente corrientes de la vida totalmente corriente de personas totalmente corrientes”. Si ya hay de eso en la realidad, ¿por qué leer sobre ello? Ese pasaje me persiguió durante buena parte del libro de Munro, pero de todas formas recomiendo su lectura porque la autora demuestra lo mucho que puede sacarse de aspectos totalmente corrientes.

Los relatos de este libro que rescataría como mis predilectos son los que presento a continuación. Sobra decir que son meras preferencias y no tengo un criterio objetivo ni de experto literato para destacar un relato sobre otro. Mero gusto.

Odio, amistad, amor, noviazgo, matrimonio.

Un amor por correspondencia. Muebles robados. Una broma adolescente. Estos elementos se conjugan en una narración que desemboca en un desenlace aun menos esperado. El relato le da nombre al libro y no hay duda de que es un digno representante de la compilación, pues contempla percepciones sobre el origen y permanencia de las relaciones amorosas. El realismo de los personajes nos ayuda a involucrarnos con ellos y a identificar sus problemas.

Los muebles de la familia

Hay mucho más en lo que parece ser una mera descripción de una tía. Alfrida, la moderna y políticamente incorrecta tía, es vista a los ojos de su sobrina como un ser digno de imitación al principio de la historia, cuando la protagonista es una adolescente. Conforme la chica crece y construye su vida, la percepción sobre su tía se transforma gradualmente. Tristemente, nuestra guía no era tan lista, mucho menos tan lista como se creía.

Consuelo

Éste es uno de los relatos que seguro sacarán una sonrisa a más de uno. Nina, esposa de un profesor de ciencias, regresa de un partido de tenis y encuentra a su marido muerto en la habitación. Lo primero que le molesta es desconocer por qué se suicidó sin haberla esperado como habían acordado. No quiero arriesgarme a contar más e incurrir en un spoiler, por lo que me limito a repetir mi recomendación. Vale mucho la pena.

Ortigas

Una historia sobre amores de infancia, en el que la nostalgia prevalece a través de los pequeños detalles y recuerdos anecdóticos. No obstante, los recuerdos no son miel sobre hojuelas, pues contrastan con la rutina, la culpa y el vacío que enfrenta nuestra protagonista en su vida actual. ¿Será posible que pueda adaptarse al presente, o el pasado infantil la perseguirá por siempre?


¿Qué les parece este libro para comenzar el año? Si el propósito de año nuevo es leer más, podría ser una muy buena opción. Seguro que encontrarán algo novedoso en las historias de Munro.

Hasta el próximo post, cámaradas lectores.

 

 

Anuncios

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s