2. Pedro Páramo… en 10 frases.

El título de esta entrada es un tanto blasfemo, porque hablamos de un libro de tal importancia para la literatura latinoamericana. No obstante, hoy no es día para comentar libros y no quería dejar el Día de Muertos sin tocar un poquito la obra de Rulfo. Haremos un poco de honor al libro en otra ocasión.

Por tanto, sugiero que ustedes, apreciables lectores, aprovechen este día para la conmemoración y después se den una vuelta por el post. Aquí están 10 citas de Pedro Páramo, una de las obras principales – si no es que la más destacada – de Juan Rulfo.

  1. Hacia tantos años que no alzaba la cara, que me olvide del cielo. Y aunque lo hubiera hecho. ¿Que habría ganado? El cielo está tan alto, y mis ojos sin tan mirada, que vivía contenta con saber donde quedaba la tierra.
  2. Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace.
  3. Nadie puede durar tanto, no existe ningún recuerdo por intenso que sea que no se apague.
  4. Vivimos en una tierra en que todo se da, gracias a la Providencia, pero todo se da con acidez. Estamos condenados a eso.
  5. Yo soy un pobre hombre dispuesto a humillarse, mientras sienta el impulso de hacerlo.
  6. Este mundo que lo aprieta a uno por todos lados, que va vaciando puños de nuestro polvo aquí y allá, deshaciéndonos en pedazos como si rociara la tierra con nuestra sangre.
  7.  El cielo es grande. Dios estuvo conmigo esta noche. De no ser así quién sabe lo que hubiera pasado, porque fue ya de noche cuando reviví.
  8. Ya de por si la vida se lleva con trabajos. Lo único que hace a una mover los pies es la esperanza de que al morir la lleven a una de un lugar a otro: pero cuando a una le cierran la puerta y la que queda abierta es nomas la del infierno, mas vale no haber nacido.
  9. Aquello está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del infierno. Con decirle que muchos de los que allí se mueren al llegar al infierno regresan por su cobija.
  10. Sentirás que allí uno quisiera vivir para la eternidad. El amanecer, la mañana, el mediodía, y la noche, siempre los mismos: pero con la diferencia del aire. Allí donde el aire cambia el color de las cosas: donde se ventila la vida como si fuera un murmullo; como si fuera un puro murmullo de la vida.

¿Han leído este libro? Si es así, ¿qué les ha parecido? Es uno de mis favoritos personales, pero le guardo cierto respeto como para improvisar mis pseudo-reseñas con él… Espero que estos extractos les sean útiles.

¡Hasta mañana!

Anuncios

Tus comentarios evitan que un poodle termine en la calle...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s